Trucos e Ideas

3 cosas que no sabías sobre el auténtico vinagre balsámico

¿Qué sabes acerca del auténtico vinagre balsámico? Seguramente, que su intenso sabor tiene un ligero dulzor y que se deja envejecer durante años — los de gran consumo, al menos cuatro o cinco, mientras que los más buenos pueden superar tranquilamente los veinticinco-. Pero tal vez no sabías lo que te contamos a continuación sobre el auténtico vinagre balsámico…

  1. Solo se puede obtener del mosto de uva de las variedades Lambruschi, Sangiovese, Trebbiani, Albana, Ancellotta, Fortana y Montuni. A veces se le añade caramelo, pero muy poco: menos del 2%.
  2. Puedes usarlo en frío —con queso parmesano, en ensaladas, en carpachos e incluso en helados—, ¡pero también en caliente! Eso sí, en tal caso no lo añadas hasta el final de la cocción, para que no pierda su aroma.
  3. Para su elaboración, se usan pequeños toneles de diferentes maderas (roble, morera, castaño, cerezo, enebro, fresno…) y se mezcla con vinagres más jóvenes. Un comité de catadores expertos determina los mejores y les otorgan el sello de Aceto Balsamico Tradizionale, un producto que se comercializa en una botella exclusiva diseñada por Giorgio Giugiaro. ¡Estos italianos no pueden vivir sin el diseño!